sábado, 11 de octubre de 2008

Instituciones de Educación no formal en Madariaga

La importancia del acto de leer de Paulo Freire fue uno de los primeros textos de la carrera. En él coincidieron, de casualidad, la profesora de Mundo Contemporaneo y el profesor de Práctica y de Didáctica. En este relato autobiográfico el pedagogo brasileño nos narra su niñez, su adolescencia, su juventud, precisamente para contarnos cómo aprendió a leer: a leer el mundo, a interpretar lo que nos rodea, en los libros y en la vida. Posteriormente confeccionamos nuestras propias biografías: terrenos valdíos pinamarenses, plazitas de Madariaga, el campo, la ciudad, talleres de teatro, danza, pintura, grupos de catequesis, bares y veredas habían sido importantes en nuestra formación... fue entonces cuando comprendimos que debíamos considerar a la educación también fuera de la institución escolar, y a rastrear esos saberes que quizás creímos debíamos olvidar una vez que nos sentábamos en el aula (después el asunto con Freire siguió, pero no viene al caso -quizás en un próximo post-). Entonces Piñon nos presentó el proyecto: nuestra atención, en la cursada, iba a estar dirigida a las Instituciones de Educación no formal. Y como esa tarde de mayo estaba soleada salimos a pasear por Madariaga y a sacar fotos, mientras las anécdotas de las futuras maestras surgían cuadra tras cuadra...

Recordar: Click para agrandar las fotos.





Estas son solo algunas de todas las que sacamos.
Natalia Arana, Candela Benetti, Giselle Gonzalez, Dolores Mendez y Florencia Ruiz.

1 comentario:

mediavioleta dijo...

que linda tarea! aguante la educacion no formal" aguante piños" y aguante la nueva generacion errante!! ;)